Revolucion Cultural - 58

Revolución Cultural

1966 – 1977

Aunque representa principalmente una lucha interna por el poder dentro de la República Popular China, la Revolución Cultural tuvo profundas implicaciones internacionales. Como Mao Zedong se sentía cada vez más marginado por los moderados dentro del Partido Comunista Chino, arremetió para restaurar la pureza ideológica y formar a la siguiente generación de revolucionarios. La agitación resultante de las purgas, las denuncias y la creación de la Guardia Roja llevó a China al borde de la guerra civil. También hizo más pronunciada la ruptura entre China y la Unión Soviética. Sin embargo, la anarquía y el aislacionismo reinantes hicieron imposible el acercamiento entre Estados Unidos y la RPC. Con la llegada de la administración Nixon, el abismo entre las dos naciones parecía más grande que nunca.

Periodo: Guerra Media
Bando: URSS
Operaciones: 3
Eliminado después del evento:

Como URSS

De los tres eventos de La Carta de China (Nixon Juega la Carta China y Escaramuza del Río Ussuri son los otros), éste tiene el efecto menos útil si ya tienes la Carta China. 1 PV por 3 Operaciones no es para nada una buena operación y en casi ningún caso va a merecer la pena el cambio.

Sin embargo, reclamar La Carta de China boca arriba es mucho más lucrativo: tener la Carta de China te ayuda a protegerte de un suicidio por DEFCON y hace que sea mucho más fácil gestionar tu mano. Por lo tanto, no es mala idea jugar normalmente Revolución Cultural para reclamar la Carta de China si puedes permitirte el hecho de ir sobrado en Operaciones. Si ya tenías en mano la Carta de China, es mejor usar Revolución Cultural por sus Operaciones, pero una buena jugada en este caso sería jugar primero la Carta de China para luego poder recuperarla con Revolución Cultural.

Si por alguna razón sabes que EE.UU. tiene Revolución Cultural (por ejemplo, aún no ha salido y estás en turno 7), es buena idea jugar la Carta de China, dándosela boca abajo a tu oponente, con lo que estarás obligándole a tomar una decisión difícil (mantener Revolución Cultural hasta el siguiente turno, mandarla al espacio, o jugarla y devolverte la Carta de China boca arriba).

Como EE.UU.

Por definición, la Carta de China vale al menos 2 PV porque quien la tenga al final de la partida obtiene 1 PV. Así que no hay razón para jugar esto y simplemente entregar la Carta de China, especialmente boca arriba. Si quieres jugar este evento teniendo ya en posesión la Carta de China, siempre deberías jugar primero la Carta de China, y luego activarla por un mísero -1 VP. Y si la robas mientras la URSS tiene la Carta de China, intenta jugarla lo antes posible, porque el único momento en el que esta carta es realmente molesta es cuando tienes la Carta de China boca abajo.

Entrevista Joe Dewhurst Previous post Entrevista Joe Dewhurst – The Pure Land
Mesa de Guerra Next post Twilight Struggle – Pacifismo – 59

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *