Desestalinización - 33

Desestalinización

1956

Durante el 20º Congreso del Partido, Nikita Jruschov atacó abiertamente el liderazgo de Stalin en la Unión Soviética. Fue visto tanto dentro como fuera de la Unión Soviética como el comienzo de una nueva era. Esto demostró ser una suposición particularmente sangrienta para la Hungría de Nagy. Jruschov no tenía intención de “liberalizar” la dominación soviética de Europa oriental, aunque intentaba poner fin al culto a la personalidad que había caracterizado al gobierno interno soviético.

Periodo: Guerra Inicial
Bando: URSS
Operaciones: 3
Eliminado después del evento: Sí

Como la URSS

Esta es probablemente la carta más importante de toda la Guerra Inicial del juego. Sin Desestalinización, para la URSS sería prácticamente imposible competir por las Américas. Y como tal, no importa como esté el resto del tablero ni las tentaciones que haya, en el 99% de las ocasiones vas a querer usar toda la influencia de la Desestalinización en una región de la Guerra Media (Américas, África). En algunas ocasiones pondrás 1 Influencia en Tailandia, normalmente si necesitas acceso inmediato a ella, pero esta carta como mejor se aprovecha es sin lugar a dudas para luchar por las regiones de la Guerra Media.

En muy contadas o raras ocasiones vas a querer encabezar Desestalinización, ya que es demasiado arriesgado perder su poder por culpa de Desertores. Además, hay que intentar siempre jugarla con el DEFCON a 2, para que los EE.UU. no tengan oportunidad de hacerte un golpe de estado en tu recién colocada influencia.

Si tienes Descolonización, Desestalinización es una elección fácil: los 4 Puntos de Operaciones van a cuatro países conflictivos sudamericanos. Si no tienes Descolonización, lo normal es poner un par en África (quizás Angola y Argelia), y los otros dos en Sudamérica (uno en Venezuela y otro en Argentina o Chile). No es muy normal colocar nada en América Central, ya que siempre puedes golpear en Panamá, Fidel te va a conceder Cuba, y México es un país que los EE.UU. realinea con demasiada facilidad. Más importante aún, Desestalinización en Sudamérica me da más accesos que Desestalinización en Centroamérica.

Ten en cuenta siempre que La Voz de América es el antídoto perfecto para Desestalinización, así que asegúrate de fortificar tu posición para Guerra Intermedia para que La Voz de América no pueda eliminar toda tu influencia.

Como EE.UU.

Como ocurre con Descolonización, esta es una carta que tendrás que aguantar hasta el tercer turno. Esta carta durante la Guerra Inicial no tiene otro objetivo que el de ser enviada al espacio en turno 3 para darte una gran ventaja. En el turno 7, ya esta carta es casi inútil, y puedes jugarla con total tranquilidad como Operaciones. Pero durante la Guerra Inicial es casi preferible entregar Alemania Occidental jugando Bloqueo de Berlín a jugar Desestalinización.

En muchos sentidos, Desestalinización es como Gobiernos Títeres, con la enorme diferencia de que Desestalinización va a aparecer siempre antes del turno 3, cuando realmente es importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *